Novedades

Los contenidos parte fundamental de la nueva Ley de Telecomunicaciones

El fin de la comunicación es ampliar el conocimiento sobre el hombre y sus vivencias en la sociedad, por ello lo esencial en un sistema de radiodifusión y telecomunicación es garantizarle al público la calidad en la información, el entretenimiento y la cultura.

Contenidos y Reforma Telecom

La reforma más importante de las últimas décadas en nuestro país en materia de telecomunicaciones, que ha establecido las bases para la ordenación del mercado, la cobertura de Internet y la calidad de los servicios técnicos que deben ofrecer los prestadores, quedaría esencialmente corta si no promueve una política y normas que garanticen a las audiencias contenidos de calidad.

Los contenidos que se emiten a través de la radio, televisión abierta o restringida e Internet, llegan a millones de personas con distinta contextura social. Los contenidos informan, entretienen o emiten ideas ó rasgos de nuestra cultura que influyen en los diversos comportamientos de la sociedad. 

Los niños, jóvenes y la familia se “alimentan” en México de los contenidos audiovisuales, como su referente más importante, debido a su accesibilidad y permanencia como estimulo de la información. Por ello, lo que se transmite y la calidad de dichas transmisiones se han vuelto el componente cultural más extendido para todos los mexicanos, incluso podemos afirmar que gran parte de la población se “nutre” esencialmente de estos contenidos.

La televisión abierta ocupa el mayor centro de difusión en el actual fenómeno de las comunicaciones, pero su oferta es de calidad diversa, desde campañas sociales que abarcan causas ciudadanas, hasta la más vulgar y violenta de las comunicaciones.

La audiencia requiere contar con mecanismos eficaces que le garanticen una comunicación veraz, oportuna y de calidad, así como instancias eficaces para presentar sus opiniones, respaldo o queja frente a los contenidos que recibe.

Las preocupaciones reiteradas de padres de familia y educadores sobre los contenidos fuera de un horario pertinente, y con contenidos de violencia, sexualidad, vicios y adicciones o criminalidad, no han encontrado una canalización que les de confianza de construir junto con los medios una comunicación benéfica para sus hijos.

La audiencia requiere instrumentos que le faciliten la interacción con los medios y las autoridades, que se rompa la enorme distancia que existe entre emisores y receptores, con formas viables y operantes qu garantice su derecho  a contar con una programación y contenidos que eleve su condición cultural y social.

#DerechodeAudiencia  #ReformaTelecom