Novedades

El público debe ser el principal beneficiario en leyes secundarias de Telecomunicaciones

el publico y los medios

A pocos días de que se retome el periodo ordinario de sesiones, exhortamos a los legisladores no perder de vista que el público debe ser el principal beneficiario de la ley secundaria en materia de Telecomunicaciones, de acuerdo con los conceptos ya alcanzados en la constitución, como el derecho de audiencia y los mecanismos para su protección.

Con esta ley se presenta una oportunidad histórica para la sociedad y un reto para el gobierno, el inicio de una nueva era en la relación medios–sociedad que debe ser benéfica para todos. Esta reforma es la oportunidad para saldar la deuda que se tiene con el público respecto a la calidad de los contenidos que recibimos masivamente a través de los medios de comunicación.

A Favor de lo Mejor exige que entre todos los temas que se abordan en  la ley secundaria, no se pierdan de vista los que atañen al público como audiencia, como consumidor de medios, que si bien quiere más señales y menores costos, también necesitan ofertas de contenidos mucho más constructivas. 

Lo alcanzado en la constitución, en el Artículo 6, y fundamentalmente en la fracción VI que nos habla de los derechos de las audiencias, nos acerca a los países democráticos más avanzados, especialmente Reino Unido, Francia, Alemania y España, quienes contemplan este  derecho desde hace varias décadas.

“En las prácticas más exitosas a nivel internacional, el tema de los derechos de las audiencias y la libertad de expresión conviven sin ninguna dificultad. La libertad de expresión es reconocida para los emisores de contenidos y el de los receptores como derechos garantizados.” Afirmó Francisco González, presidente ejecutivo de A Favor de lo Mejor.

Los derechos de las audiencias contemplados en los países europeos está prioritariamente  la protección de la infancia y la protección de la dignidad de las personas. Se construyen modelos de autorregulación que enfatizan sus normas para evitar la violencia gratuita, la pornografía y la protección de los derechos humanos.

Entre las temáticas pendientes está el clarificar que organismo estará a cargo de los contenidos y su programación, así como la normatividad clara en materia de medios y radiodifusión que muestra un enorme incumplimiento. “Sólo por poner un ejemplo, en México el horario “apto para todo público”   es de las 6:00 a las 21:00 horas, sin embargo de acuerdo a nuestro observatorio de contenidos,  este no se cumple pues encontramos   contenidos para adultos en pleno el horario infantil, así como adelantos de  programación y comerciales que no corresponden al horario”. Afirmó Gabriela Delgado, Directora del Observatorio de Contenidos de AFM.

 

A través de nuestra propuesta buscamos que se clarifiquen los mecanismos que garantizaran una mayor participación de la audiencia frente a sus medios. Que se escuche verdaderamente la voz al público, y sobre todo que se le de respuesta a las inquietudes que plantea como sucede en otros países.

Entre los planteamientos más importantes está el garantizar la libertad de expresión y la libertad de creación a los productores y concesionarios y a su vez garantiza el derecho para el público a una comunicación, información y entretenimiento de calidad.

Sin título-2